Tochimilco

Puebla

Tochimilco se encuentra a 1 hora del centro de Puebla capital del estado y a solo 30 minutos del pueblo mágico de Atlixco y a casi 3 horas de la Ciudad de México.

Este municipio limita con el volcán Popocatépetl el volcán más activo de nuestro país, de hecho este pueblo es algo conocido por tener unas vistas espectaculares hacia “la montaña humeante” cómo se le conoce en náhuatl.

La gran importancia cultural e histórica de Tochimilco es que fue declarado Patrimonio de la Humanidad debido a que tiene uno de los 15 monasterios del siglo XVI.



Que hacer

  • Finca de Mariana y Marcos
  • Taller de café
  • Monasterio de Tochimilco
  • Fuente de Tochimilco

Finca de Mariana y Marcos

En Tochimilco no hay muchas opciones para hospedarse, es un pueblo relativamente pequeño pero aquí está un rinconcito muy especial con aires de hacienda y esa es la finca de Mariana y Marcos.

En cuanto llegas no querrás hablar ni hacer ruido, la armonía que se escucha es perfecta entre muchos árboles, aves y construcciones antiguas, lo primero que hacemos es ir a dejar nuestras maletas a nuestra cabaña pero primero conocimos las otras dos que aquí se encuentran.

La primera cabaña es la Virreinal, la más grande y la cual es para 4 personas, consta de dos camas y baño así como una hermosa decoración que te transporta al pasado.

La segunda cabaña es la mesoamericana que también es para 4 personas aunque es más chica que la virreinal también tiene su baño y una linda decoración.

Finalmente vamos a donde nos quedaremos conocida como Santa Teresa.

La finca de Mariana y Marcos tiene unas lindas mesas de madera en el exterior cubiertas por sombrillas como si fueran unas palapas, es agradable comer aquí porque puedes escuchar los sonidos y armonía de la naturaleza, principalmente a los pájaros mientras pides algo del menú. Reserva al 2224885026

Teléfono 2224885026


Recorrido por los cafetos

En este recorrido conocerás una gran cantidad de árboles, sus flores y desde luego sus frutos, aquí es la primera que huelo un níspero.

De manera rápida pasamos del frío al calor lo bueno es qué hay mucha sombra por los árboles de los cuales arrancamos algunos frutos pero bueno estamos aquí por el café, el cual viene del cafeto un árbol que puede llegar a medir hasta 10 metros de altura que tiene flores y como fruto la cereza de café.


Taller de Café

Una vez que la noche ha llegado, inicia el taller de café a la luz de las velas, como si se tratara de un ritual y es que así es como de manera artesanal se prepara el café, donde todo comienza con las cerezas que recolectamos en la mañana, estas cerezas se colocan en una malla y posteriormente se lavan con agua, esto para quitar la tierra que pudiera tener del solar donde fueron arrancadas y una vez terminando esto, se deben de colocar al solo por 48 horas hasta que se deshidraten y cambien su color a uno obscuro, obviamente para este ejercicio usamos otras cerezas.

Con las cerezas deshidratadas lo que sigue es romper los granos, estos se colocan en un Molcajete el cual es un instrumento prehispánico generalmente elaborado con roca volcánica que sirve para triturar o moler.

Lo primero que se empieza a quemar es el pergamino que es lo que envuelve a la semilla y esa se retira simplemente aventándole aire y una vez que el café está tostado se vuelve a recolectar y se puede vender por grano o bien molido y en el proceso artesanal se puede volver a colocar en el molcajete y así quedará listo para su venta y consumo.


Monasterio de Tochimilco

De todos los países de América, México es el que tiene más sitios declarados Patrimonio de la Humanidad, y en 1994 la UNESCO le dio este reconocimiento 15 monasterios de nuestro país en el concepto de Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl, ese volcán que hasta ahorita se sigue escondiendo detrás de un mar de nubes, el segundo punto más alto de nuestro país.

De estos 15 monasterios 11 están en Morelos 1 en Tlaxcala y solamente 3 en Puebla los cuales están en San Andrés Calpan, Huejotzingo y el Monasterio de la Asunción de Nuestra Señora de Tochimilco.

Desde el siglo XII estas tierras estaban ocupadas por chichimecas, nonoalcas y toltecas hasta el siglo XVI cuando inicia la conquista y la evangelización, este monasterio fue construido por los franciscanos por manos indígenas en estilo fortaleza, con una gran muralla y una edificación tipo castillo.

Con paredes gruesas y detalles que parecieran cañones este monasterio resistió muchos ataques y a sobrevivido a más de 400 años.


Fuente de Tochimilco

Fueron muchas las construcciones que se dañaron por el sismo, deja una gran huella de lo terrible que fue, sin embargo una de las fuentes más antiguas de México quedó viva.

La fuente de Tochimilco es parte del monasterio, una fuente construida también en el siglo XVI allá por el año de 1560, igualmente construida por indígenas con diseño de los franciscanos, como muchas construcciones de este tipo en nuestro país, muestra una mezcla de las culturas, europeas y americanas o mejor dicho indígenas.

La fuente tiene 8 lados y en su punta un gran y hermoso escudo dividido en 4, con inscripciones en latín, esta fue una de las primeras fuentes que servía para dotar de agua potable a la gente y era conocida como la fuente de los sabores ya que cada salida tenía un sabor distinto y me comentaron que de este estilo de fuentes solo quedan dos en América Latina, la de Tochimilco y la de Chiapa de Corzo en Chiapas.


#ElAndariego

«Que tus viajes se hagan realidad.»

Comentarios

Comentarios